Muy Antigua Archicofradía del Dulce Nombre de Jesús y Primitiva y Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Vera Cruz (Santísimo Cristo de la Expiración) y María Santísima del Valle

Hábito

El hábito se compone de:

Sotana de cola en sarga negra y antifaz de igual tejido y color sostenido por un capirote de un metro de longitud. La sotana va ceñida por una correa de cuerda bajo la que se recoge la cola y de la que cuelga en el lado izquierdo una disciplina del mismo material. Como calzado los hermanos llevarán esparteñas de color negro (y calcetines del mismo color) o descalzos. Asimismo, bajo el antifaz, los hermanos llevarán sobre el pecho la Medalla de la Archicofradía.

La sotana, en referencia a la orden de San Francisco y San Juan de Ávila como patrón del clero secular español. La sotana es de cola, (elemento que ha sido utilizado también por el clero) y en el caso de los hábitos de los nazarenos empleado desde el siglo XVI, diferenciando de esta manera a los hermanos de luz (los que portaban cirios) de los de sangre (disciplinados, empalados o aspados). Es un componente cargado de simbolismos piadosos y penitenciales entre los que cabe destacar cuatro:

  • La limpieza espiritual del penitente, que en su andar deja atrás sus pecados con la cola que a su vez se impregna de la suciedad de las calles que simboliza las inmundicias y vilezas de este mundo con las que el espíritu se mancha y padece.
  • La limpieza del pecado, pues la suciedad física y espiritual que recogen las colas de las sotanas crea la pulcritud necesaria para que pase la Sagrada Imagen que viene tras los penitentes.
  • El tercero es un símbolo empleado a la hora de la muerte, pues en su origen la cola era empleada para cubrir a los hermanos fallecidos de pies a cabeza, de ahí su longitud.
  • Y por último, también es símbolo de luto y duelo utilizado en los entierros del barroco, donde los dolientes arrastraban sus ropas para que se ensuciaran y mancharan como imagen del sufrimiento que estaban padeciendo.

La sotana se ciñe con un cinturón de cuerda del que cuelgan los cinco nudos del cíngulo de San Francisco como referencia a la orden penitencial y originaria de la Archicofradía.

Los niños menores de 14 años vestirán de acólitos con la misma sotana negra pero sin cola y cordón de la Hermandad al cuello.

No obstante, todos aquellos hermanos que no vistan este hábito de Estatutos en la estación de penitencia, podrán acompañar al Stmo. Cristo de la Expiración vestidos de riguroso luto, con la medalla de la Hermandad sobre el pecho.